miércoles, 14 de enero de 2009

El Dobra

El monte Dobra (606 m.) fue desde épocas prerromanas un monte sagrado para los cántabros, encontrándose en sus dominios vestigios de lo que en su día fuera un ara donde se rendía culto al dios Erudino.
Zona de especial interés ecológico por sus cavidades, fauna, flora y acuíferos en la actualidad se encuentra descarnado por numerosas explotaciones mineras que ven en él un lugar perfecto para la extracción de áridos y caliza. En su cumbre (La Capía), como triste símbolo del negro futuro que le espera, se yergue esta cruz que parece recordar al que la visita la muerte lenta de este monte.