miércoles, 14 de enero de 2009

Enero

Los que vivimos en Santander sabemos que la playa no sólo es sinónimo de toalla, bronceador, baño y chanclas. Es mucho más y no se acaba con el buen tiempo. La playa nos suena a paseo, a partido en marea baja, a las rabas del domingo por la mañana, a correr por la noche junto a la orilla, a sentarse tranquilamente y apagar el móvil...pero sobre todo nos suena al puro placer de disfrutar mirándola y oliendo a salitre. Tal vez lo que hacía esta chica con su perro una tarde de enero en la playa de Los Bikinis.


2 comentarios:

Neli dijo...

Coincido plenamente en ese sentido que nosotros los que vivimos cercanos al mar a diario tenemos mas alla del simple verano. Slds desde Gran Canaria. Preciosa foto.

Victoria dijo...

Me gusta la foto, por el color que tiene,y ademas que al verla transmite un ambiente relajado.
Saludos